El blog de

Cuatro aspectos indispensables para saber antes de elegir el logo de tu empresa.

Redacción 23 agosto, 2010
Cuatro aspectos indispensables para saber antes de elegir el logo de tu empresa.

Por Infotarget.com

Cuando se está iniciando un nuevo negocio o se está montando una empresa propia o familiar, uno de los aspectos principales es elegir un nombre que sea llamativo, original y fácil de memorizar. Al nombre se ligan otras necesidades vitales para el mercadeo de la empresa: el logotipo, el eslogan y otros distintivos. ¡Uh!

Del logotipo también llamado simplemente logo dependerá la identificación del público meta de tu producto o empresa, puede que no recuerde el nombre pero un buen logo siempre lo van a recordar. En esto inciden los colores, la tipografía y en sí el arte que se use.

Lo que sucede es que el logo va ser la cara de tu negocio, y muchas compañías usan el nombre para el diseño o utilizan un signo o ícono (en muchos casos abstracto) que ocupe el nombre de la empresa, como ocurre con Nike y el “Check”, Apple y la manzana mordida, Pepsi y el círculo color azul y rojo, entre otras muchas y sin necesidad que la imagen lleve el nombre de la marca, inmediatamente ligas eso con la compañía.

Para diseñar un logo que debes tomar en consideración varios aspectos, no es simplemente que tomar un lápiz y un papel y empezar a trazar líneas, si fuera así de sencillo mucha gente fuera millonaria haciendo logos o por el contrario, los diseñadores creativos estarían desempleados, así que pon atención a las siguientes recomendaciones.

Sobresalir y que la gente me conozca:

El logo es la primera impresión, no es sólo una imagen que se puso sin ningún sentido en un momento de inspiración o drogas de un diseñador, el logo debe comunicar “algo” al público interno o externo de la organización. Una empresa dedicada a los negocios bursátiles, a las ventas a grandes compañías, no usaría un logo con líneas curvas sino algo más recto o paralelo que denote que la empresa es estable o seria.

Al contrario, una compañía que se dedica actividades juveniles como un bar o un Skate Park no utilizaría un logo que se ve a serio o aburrido, recuerda que lo que se quiera comunicar debe hacerse pensando en la gente que lo va ver y no en el gusto propio. Para esto es necesario tener muy claro a quién va dirigido el producto, cuál es su poder adquisitivo y a cuál estrato pertenece.

Además debes conocer a la competencia, dicen que en la guerra y el amor todo se vale, Infotarget le va añadir una más, en la guerra, el amor y los negocios todo se vale, (claro, tampoco es estafar como lo hizo Bernard Madoff) pero sí conocer muy bien a tu competencia, qué es lo hace, cómo se mueve, qué proyecta, que debilidades tiene y cuáles fortalezas. Estos aspectos son muy importantes para poder establecer un concepto y de ahí que salga la idea del logo.

El logo formará a ser parte de la identidad de la marca y se deberá tener cuidado de cómo se utiliza, para esto existe un Manual de Marca que define las formas de cómo se debe usar el logo y de qué modo está prohibido utilizarlo.

¿Cómo posicionarse en la mente del consumidor?

La tipografía, los colores, el minimalismo y un concepto bien pensado hacen que el logo pueda ser recordado. Recuerda que un logo es atemporal y a no ser que haya una fusión, una reestructuración o relanzamiento, es probable que el logo te acompañe por mucho tiempo, por eso debes crear de manera que sirva desde el inicio, porque si cambias de logo constantemente el cliente se confundirá.

No copies un logo o te bases en el de otra empresa para hacer el tuyo, esto también puede confundir al cliente. Evita usar tendencias previsibles y ni siquiera veas lo que otros están haciendo, porque lo que va importar al final es la incidencia de ese logo en las ganancias de tu empresa.

Cada color tiene una incidencia en el subconsciente del espectador, entonces los colores que utilices deben estar relacionados al concepto de tu negocio, es decir: si vas a tener un restaurante de comida caribeña no vas a usar colores fríos (gris, azul, celeste) sino colores vivos como el rojo, el amarillo, el naranja entre otros.

¡No tengo idea cómo hacer mi logo!

Si esto sucede te recomendamos hacer algo muy sencillo: contratar a un diseñador. Si es una empresa pequeña puede que pagar a una agencia que te lo diseñe te salga muy caro, pero hay dos formas más fáciles de hacerlo: comprar por internet o contratar a un freelancer.

En el primer caso, en la web hay muchos bancos de logos en el que eliges el que más te gusta y lo adaptas a tu negocio, puedes buscar en Behance, Carbonmade o LogoPond. En estos lugares podrás ver el trabajo hecho y contratar a un diseñador, o bien ver cuál logo te gusta y poder comprarlo.

La segunda opción es más práctica, ¿por qué? en este momento las universidades están aglomeradas de profesionales de diseño en busca de oportunidad, muchos ya vienen con el don nato y van a clases sólo para perfeccionarse. Con sólo poner un anuncio en una de las pizarras de una universidad o escuela de diseño que diga “Se busca diseñador” (más tus datos de contacto) en el correo te lloverán propuestas. Estos te pueden cobrar como $100 o menos, dependiendo del estado de ánimo en el que estén.

La ventaja con estos diseñadores precoces es que tienen ideas nuevas y frescas y están deseando explotar con una oportunidad de estas, no te mentimos, en muchos casos es posible que tu empresa sirva de conejillo de indias, pero es un riesgo que puedes tomar.

¡Listo, tengo mi logo! ¿Ahora qué hago?

Bien, como dijimos antes, el logo forma parte de la identidad de la compañía, debes usar el logo correctamente, para eso existe el Manual de Marca. El logo quedará a tu imaginación dónde usarlo, desde membretes de papelería, rotulación, bolígrafos, camisetas, signos externos, pines, jarras, gorras, uniformes, hay un sin fin de formas de sacar provecho al logo. Eso dependerá de tu imaginación y presupuesto.

Lea también:

3 comentarios »

Deje un comentario »

Get Adobe Flash player